Recetas de Conejo

Un excelente conejo al pimentón acompañado con arroz silvestre y ensalada de berro, tomate y rábanos

RECETA:

Tome un conejo entero y marínelo en vino seco y vino de mesa, preferiblemente blanco y colóquelo en el refrigerador toda una noche. A la siguiente mañana, sáquelo del vino (guarde el vino para usarlo cuando esté cocinando el conejo), séquelo con papel toalla, adóbelo con sal y ajo, preferiblemente polvo de ajo y disuelva pimentón en polvo (paprika) en agua caliente y “pinte” al conejo con el agua del pimentón usando una brocha de barbacoa. Después de cubrirlo bien de pimentón, vuélvalo a poner en el refrigerador hasta que lo vaya a cocinar.

Colóquelo en un a cazuela ancha, si es de barro mejor, o de acero inoxidable, el conejo (no le eche agua, la carne soltará su propio líquido) y póngalo a fuego entre lento y medio, vigilándolo para que no se le pegue. Para eso vaya usando el vino que había reservado, según lo vaya necesitando. Vírelo un par de veces.

Sírvalo con arroz silvestre y ensalada de berro, tomate y rábanos o también si lo prefiere con papas (patatas) hervidas y cualquier otra ensalada o sustituya el arroz silvestre por arroz blanco.